¿Qué es el BLW?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El término BLW son las siglas de “Baby Led Weaning”, que en español significa, alimentación complementaria dirigida. Es decir, el bebé es el que dirige el proceso del cambio hacia la alimentación sólida.

Los alimentos tienen que tener un tamaño adecuado al bebé, para que le sea fácil el cogerlo y ponérselo en la boca para que no se atragante. Recordar que a los 6 meses, que es cuando se puede empezar, los niños no tienen consolidado la “pinza” (la unión del dedo pulgar con el dedo índice) y cogen los objetos/alimentos con la prensión de la palma de su mano.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ofrece una extensa explicación del método y concluye que “parece una buena estrategia para fomentar hábitos saludables desde la primera infancia“.

Entre las “ventajas relevantes” de la introducción de sólidos siguiendo los principios del BLW se destacan:

  1. Favorece el mantenimiento de la lactancia materna. Durante el BLW el niño se respeta a si mismo mediante las señales de hambre, sed y saciedad. Se trata de realizar una alimentación compartida, ya que en los 6-8 meses de edad 1/5 del total de la energía que necesitan es aportada por dicha alimentación, el resto es en forma de leche.
  2. Favorece el desarrollo psicomotor del niño. Gracias al BLW el niño va a ir mejorando la prensión de la pinza y eso hará que vaya en aumento su autonomía, seguridad en si mismo y su coordinación oculo-manual.
  3. Mayor nivel de disfrute durante la hora de la comida. La mayoría de familias se sienten muy satisfechas, ya que se disfruta de los momentos de comer en familia y disminuye la percepción a corto y medio plazo de que los niños son“malos comedores”.
  4. Come de todo. El bebé come alimentos que ya hay en la mesa. No hace falta comprar otros, ni guisarlos de modo especial. Come al mismo tiempo que la familia.
  5. Menos conflictos familiares. El bebé come a su ritmo, según adquiere habilidades. Nunca se le fuerza. Esto disminuye muchos conflictos familiares.

¿Cuándo se puede empezar?

Alrededor de los 6 meses, cuando el bebé se sostiene sentado casi sin apoyo y puede tener en la mano un trozo de alimento del tamaño de un dedo y llevárselo a la boca. A partir de este tiempo ya se puede ir añadiendo los alimentos que puede comer. En cualquier caso de duda, no dude en consultar a su pediatra.

¿Hay que tener alguna precaución?

No todo es positivo con el BLW, hay que ir con cuidado a la hora de la alimentación de su bebé con el atragantamiento. Es por eso se deben evitar los alimentos duros y pequeños como los frutos secos, las aceitunas, la zanahoria o la manzana crudas. Y los niños han de estar acompañados mientras comen.

Además, los bebés prematuros o los que tienen alguna dificultad en su desarrollo puede que tarden más en conseguir esas habilidades y necesitarán comer con ayuda durante más tiempo.

Y para acabar los puntos “negativos”, existe una posibilidad que los niños tengan un pequeño desequilibrio nutricional y puede que sea debido a  que coman pequeñas cantidades de la comida propuesta.

Y hasta aquí nuestro post sobre el BLW, si quieres dejar tu opinión o quieres que hablemos de cualquier otro tema deja tu comentario más abajo.

Muchas gracias!

Deja una respuesta